Consejos para el uso de protector solar

3 de junio de 2021 Por lyvonbs 0

Es muy importante tener un producto de protección solar antes de exponerse al sol. También es importante que el producto solar esté adaptado a nuestra piel y que podamos usarlo en repetidas ocasiones, incluso en días nublados.

Tomar el sol en exceso resulta perjudicial para la piel y es importante tomar precauciones, entre las que, por supuesto está el utilizar una crema adecuada de protección solar.

QUÉ ES EL SPF:

SPF significa Factor de Protección Solar y siempre va seguido de un número, en general SPF15, SPF30, SPF40, SPF50, … Pongamos un ejemplo: si una persona tarda, sin ningún tipo de protección, 20 minutos en quemarse, utilizando un factor de protección SPF15, tardaría 20 minutos * SPF 15, es decir 300 minutos en quemarse, y a esto es a lo que tenemos que prestar mucha atención a la hora de comprar nuestro protector solar ya que indica el número de veces por el que se multiplica el tiempo que puedes permanecer al sol sin quemarte, sin embargo, tienes que tener en cuenta que aunque tu piel no se queme, sufre por la radiación ultravioleta y aunque lleves el protector solar en tu piel deberás tener cuidado y no estar demasiado tiempo al sol.

Los factores de protección solar, según su SPF son:

  • Factores 15 a 25 son de protección media.
  • Del 30 al 50 ofrecen alta protección.
  • Más de 50 ( o 50+) son cremas de protección muy alta.

CONSEJOS PARA EL USO DE PROTECTORES SOLARES:

– Si el protector solar es para los niños, deberemos comprar uno específico para ellos ya que la piel de los niños es más sensible a los rayos ultravioleta, por tanto ellos necesitan un SPF mayor que los adultos.

– Deberemos embadurnarnos bien de crema y repetir la operación cada 2 horas o tras salir del agua después del secado.

Hay que ser generoso a la hora de aplicar los productos solares y siempre hay que aplicarlos 30 minutos antes de exponerse al sol.

– Se debe proteger el rostro principalmente, ya que es el más expuesto al sol, sin descuidar el resto del cuerpo.

– Recuerda que el rostro siempre está expuesto al sol y por eso, debes tenerlo protegido. Lo ideal es que utilices un bloqueador con un FPS (Factor de Protección Solar) de 50+. En el caso del cuerpo, lo recomendable es entre 30 y 50. Ten en cuenta que mientras mayor sea al FPS, más protegido/ a estarás.

Recuerda que todas las tonalidades de piel corren riesgo de sufrir quemaduras y otros problemas derivados de la radiación ultravioleta. Ten especial cuidado si:

– Tu piel es muy blanca o pálida.

– Si tienes el cabellos rubio, pelirrojo o castaño.

– Si has recibido tratamiento para el cáncer de piel.